¡Duele, si no el contrabando de cebolla, es el de tomate o locote o ajo! Horticultores del Dpto. Central protestaron frente a la sede del Ministerio de Agricultura y Ganadería por el auge del contrabando de lechuga desde el Brasil, lo que perjudica a la producción nacional y al pequeño productor.


“Hay mucho contrabando. Tenemos lechuga de buena producción. Nosotros ofrecemos a 600 y a 700 guaraníes el mazo, pero tampoco así podemos vender. Vemos que el producto viene de otros países de contrabando”, manifestó Carlos Aguilar, uno de los productores. Como siempre, la gente del MAG escuchando los reclamos pero sin accionar en serio para proteger la producción nacional.