Diversos sindicatos de trabajadoras domésticas informaron este jueves de la petición del gremio del cambio de la ley que reglamenta este sector para que se les remunere el salario mínimo profesional en lugar del 60 % del mismo, como establece el artículo 10 de dicha normativa.


El salario mínimo profesional en nuestro país es de 2.041.123 guaraníes, pero la ley de trabajo doméstico estipula que “el salario mínimo legal para el trabajo doméstico no sea inferior al 60 % del salario mínimo legal”, lo que a juicio de las empleadas domésticas es injusto.

Los diferentes sindicatos y asociaciones, que representan a las más 220.000 trabajadoras domésticas del país suramericano ya pidieron en 2016 equiparar su sueldo mínimo con el del resto de trabajadores paraguayos, y este jueves volvieron a realizar la petición a los candidatos a legisladores que se presentan para las próximas elecciones.

“Pedimos a los parlamentarios, sobre todo a aquellos que van por la reelección, que nos tengan en cuenta a las más de 220.000 mujeres que trabajamos en este rubro”, explicó Myriam Agüero, del Sindicato de Trabajadoras Domésticas del Paraguay, según un comunicado conjunto del gremio.

Además anunciaron que se sumarán al paro internacional de mujeres trabajadoras previsto para el próximo 8 de marzo.

“¿Qué pasa si no hacemos el desayuno, si no lavamos y no planchamos las camisas de los que van a la oficina? ¿Qué pasa si dejamos de hacer los alimentos en nuestra casa por un día? La idea es que nos valoren y sepan que las cosas no serían tan fáciles si nosotras faltamos”, expresaron desde la Asociación de Empleadas del Servicio Doméstico del Paraguay (ADESP).

También apelaron al cumplimiento de lo establecido en la ley sobre la inscripción de las trabajadoras domésticas en la seguridad social, ya que según explicaron, no se cumple en ocasiones y eso les imposibilita gozar de vacaciones, antigüedad y horarios concretos. EFE