La verguenza se mantiene, como se mantiene el imparable contrabando. Un total de 1,140 kilogramos de cebollas, que ingresaron de manera ilegal, fueron decomisados en el puesto de control denominado Charrúa, km 49 de la ruta VII, distrito de Yguazú. El operativo fue realizado por técnicos del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas, agentes del Departamento Técnico Aduanero de Vigilancia Especializado y el Departamento Contra Delitos Económicos y Financieros de la Policía Nacional.


Se trata de 57 bolsas con 20 kilos de cebollas de origen brasilero, que fueron incautadas de varios vehículos por carecer de los documentos que respalden el origen legal de los vegetales.
El SENAVE recuerda que los controles se realizan en el marco del combate al ingreso ilegal de productos vegetales ordenado por el Gobierno Nacional, y que además de apoyar a la producción nacional, con ellos se minimiza el riesgo de ingreso de plagas y enfermedades al país, atendiendo que los mismos no cuentan con ninguna garantía fitosanitaria.