Al finalizar el año 2017, la inversión social alcanzó un total de 19.682 miles de millones de guaraníes (USD 3.490 millones)[1], cifra que es 8,4% (USD 269 millones) superior al monto registrado en el año 2016 y 14,5% mayor a lo correspondiente al año 2015, de acuerdo con datos de la Dirección General de Presupuestos.


La Inversión Social es una clasificación del gasto público que permite contabilizar la cantidad de recursos financieros que el Estado destina a la provisión de bienes y servicios en distintos sectores sociales, principalmente en educación, salud, protección social y vivienda. Ella incluye la financiación de diversos programas sociales, que son la expresión de políticas públicas e iniciativas del Gobierno orientadas al mejoramiento de las condiciones de vida de la población que tiene ciertas necesidades aún no satisfechas.

La participación de la inversión social en el gasto total de la Administración Central ha ido creciendo constantemente desde 2008 y se mantiene en promedio en el orden del 52% en los últimos años. Durante el ejercicio fiscal 2017, la participación fue del 54%, es decir, 54 de cada 100 guaraníes fueron invertidos en programas sociales. El 46% restante se distribuyó entre los demás sectores de la clasificación funcional del gasto público (administración gubernamental, seguridad, sector económico y deuda pública).