Paraguay espera que el Mercosur y la Unión Europea (UE) cierren en Asunción en las próximas semanas "un compromiso serio y firmado" como acuerdo político para la conclusión de las negociaciones que concreten un acuerdo mutuo de libre comercio, dijo  canciller paraguayo, Eladio Loizaga.


“Cuando me refiero a un acuerdo político es a esa voluntad política de decir “señores: hemos llegado a un acuerdo”, aunque eso se traducirá después ya en el documento que tendrá que ser suscrito posteriormente”, explicó Loizaga.

Nuestro país, que actualmente ostenta la Presidencia temporal del Mercosur (formado además por Argentina, Brasil y Uruguay), acogerá la próxima ronda de negociaciones con la UE para “limar algunas sensibilidades” sobre las que todavía se conversa respecto a los sectores de bienes y al industrial, afirmó Loizaga.

Ambos bloques han confirmado tras las últimas negociaciones realizadas en Bruselas (Bélgica) a finales de enero que hay predisposición y es el momento político adecuado para concretar este acuerdo que vienen negociando desde hace más de 19 años.

Sin embargo, existen varios puntos concretos que todavía se seguirán negociando a partir del próximo lunes entre los negociadores de los países suramericanos y el equipo liderado por la jefa negociadora de la UE para el Mercosur, Sandra Gallina.

“Tenemos que, por lo menos, comenzar con un acuerdo que sea equilibrado para ambas partes y traiga beneficios para ambos sectores. Para nosotros (Mercosur) en el campo de las inversiones, la generación de empleo y un mayor acceso de nuestros productos agrícolas”, señaló Loizaga.

El canciller paraguayo también dijo que en las conversaciones mantenidas en los últimos días con la comisaria europea de Agricultura y Comercio, Cecilia Mälmstrom, ambos destacaron el carácter “optimista” que precede a la ronda de negociación de la semana próxima en la capital paraguaya.

La UE y el Mercosur negocian desde 1999 un amplio acuerdo de asociación que incluye este tratado comercial, pero las conversaciones estuvieron bloqueadas completamente entre 2004 y 2010 y sólo se retomaron en 2016. EFE