Debido a la deuda de parte del Estado de 300.000 millones de guaraníes las industrias farmacéuticas decidieron acogerse a la figura del advenimiento, que es el reconocimiento del pasivo adeudado por el Ministerio de Salud, con participación de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP).


El dato fue proporcionado por el presidente de la Cámara de la Industria Química Farmacéutica del Paraguay (Cifarma), Gerardo García Saguier. Manifestó que alrededor de G. 600.000 millones es lo que le toca pagar al sector público por la provisión de toda la industria nacional, de lo cual el 50%, o sea aproximadamente G. 300.000 millones, corresponde al sector farmacéutico.

“Como industria, habíamos tomado la decisión política de apoyar al actual Gobierno, y no hicimos faltar ningún medicamento en lo que se refiere a licitaciones: respondimos un 100%”, destacó el directivo. Dijo que de las 18 empresas que actualmente conforman Cifarma, unas 12 están con problemas directos de falta de cobro.

Existe –afirmó el presidente– la posibilidad de que el Banco Nacional de Fomento pueda descontar la factura del Ministerio de Salud, con aval de la cartera de Hacienda. Para esto, se deberán generar préstamos para la industria desde la banca del Estado, lo que paliará en un 17% respecto de la deuda actual.