Búsqueda activa de criaderos en el predio de las escuelas una vez por semana, y en la casa los fines de semana, es uno de los pasos fundamentales para prevenir estas enfermedades y crear conciencia y cambio de conducta en la población. Así informa el Ministerio de Salud y el Ministerio de Educación, así que pongamos en práctica la defensa entre todos.


El MSPyBS y el MEC disponen de una guía que detalla el paso a paso a seguir para el control del vector en el ámbito educativo y comunitario. La comunidad educativa es una pieza fundamental en la lucha contra el vector del Dengue, Zika, Chikungunya y Fiebre Amarilla, pues el trabajo de concienciación con los estudiantes y sus familias permitirá a corto plazo la eliminación constante de criaderos de mosquitos, tanto en el predio de la institución como en los hogares y, a largo plazo, crear hábitos saludables que favorecerán a toda la comunidad y al país.

En ese contexto, la “Guía de intervención en instituciones educativas para el control del vector” contiene el paso a paso a seguir tanto en la escuela como en la casa, recomendaciones pedagógicas y otras actividades complementarias en torno al tema.

Algunas acciones que deben efectuarse con la comunidad educativa son:

· Búsqueda activa de criaderos en el predio de la escuela, una vez por semana, con el acompañamiento y la guía de los docentes.

· Búsqueda activa de criaderos por parte de niños y sus familias en sus casas, los fines de semana, y verificación en el cuaderno de aviso, los días lunes, a cargo del docente.

· Filtro escolar consistente en la captación de escolares febriles, y comunicación a los padres o encargados, y remisión al servicio de salud más cercano. Esta acción se efectúa con el propósito de detectar los signos y síntomas de los posibles casos de enfermedad por virus Dengue, Zika, Chikungunya y fiebre amarilla, en las instituciones educativas al momento del ingreso de los estudiantes y docentes en las aulas, así como en el hogar, posibilitando que las personas afectadas acudan a un servicio de salud y queden a reposar en sus casas.

· Participar del concurso “Escuelas y Colegios Libres de Criaderos del Vector”, como una manera de incentivar la práctica de eliminación del vector.

Cabe recordar que las fumigaciones no se realizan por pedido de las instituciones educativas, sino según un cronograma establecido teniendo en cuenta los resultados de la vigilancia y notificación de casos febriles en las comunidades.