El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, de forma muy teatral, a los tiranos de Teherán con violentas represalias en caso de agresión, una acción muy caricatural según Irán, una semana después de su primera confrontación abierta en Siria. El hecho publican los medios de prensa internacionales.


“¡No pongan a prueba la determinación de Israel!”, lanzó Netanyahu en la conferencia sobre seguridad de Múnich, mostrando un supuesto fragmento de dron iraní procedente de Siria, abatido la semana pasada cuando sobrevolaba territorio israelí.

El jefe de la diplomacia iraní, presente en Múnich pero que no se encontraba en la sala durante la intervención de Netanyahu, respondió después calificando la escena de “circo caricatural” y acusó a Israel de llevar a cabo una política de agresión, de represalias masivas contra sus vecinos.

El primer ministro israelí suele poner en práctica este tipo de intervenciones teatralizadas. En 2012, en la tribuna de la ONU, sorprendió al mostrar un dibujo simplificado de una bomba a punto de estallar para denunciar el programa nuclear iraní.