El lateral izquierdo Marcos Alonso y el centrocampista Ross Barkley han sido las principales novedades en el entrenamiento de este lunes del Chelsea, en una sesión en la que las únicas ausencias destacadas fueron las de Timoué Bakayoko y David Luiz.


Alonso, que se ha perdido los últimos tres compromisos de los ‘Blues’ por una lesión muscular -no juega desde el 31 de enero-, se ejercitó con normalidad bajo la lluvia en la ciudad deportiva de Cobham, al suroeste de Londres, y apunta al ‘once’ el martes en el partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones contra el Barcelona.

Aunque el lateral brasileño Emerson Palmieri, fichado durante el mercado de traspasos de enero, brilló en su debut el pasado viernes -goleada 4-0 sobre el Hull City en la FA Cup (Copa de Inglaterra)- Antonio Conte nunca ha ocultado su predilección por Alonso y ha reiterado la importancia del español en el equipo.

También se ejercitó con normalidad este lunes en Cobham el volante Ross Barkley, otro de los refuerzos invernales -llegó del Everton-, pese a que no ha podido participar como se esperaba en las últimas semanas por una recurrente lesión muscular.

Dos futbolistas que no estuvieron en la sesión de hoy fueron el centrocampista Timoué Bakayoko, quien lleva sin jugar desde la derrota por 4-1 a manos del Watford, en la que fue expulsado, y el defensa brasileño David Luiz, ambos con molestias.

Completaron el grupo dos jugadores de la cantera: el defensa Trevoh Chalobah y el atacante Callum Hudson-Odoi, a quien Conte ya ha dado minutos este curso.

El Chelsea recibe el martes por la noche en el estadio de Stamford Bridge al Barcelona (19:45 GMT) en el partido de ida de octavos de final de la Liga de Campeones. EFE