Descargar el Audio

El ministro de Agricultura y Ganadería comentó que uno de los graves problemas que contribuyen al contrabando es la posición del territorio. “La economía se centró en la triangulación del río de la plata”. Agregó que el contrabando es un flagelo que afecta a la economía y que se ha dado durante centenarios.


“Paraguay tiene una demanda insatisfecha”, dijo que se importa en un promedio de 150 millones de dólares, ya que a nivel local no se logra cubrir la demanda que se tiene durante el año, lo cual genera una gran oportunidad de contrabando en consecuencia.

En tanto, señaló que antes solo se cubría cinco meses de la demanda local pero que han aumentado a ocho meses aproximadamente y que el resto se debe necesariamente permitir la entrada de los productos de Brasil y Argentina a raíz de la demanda interna que no está satisfecha con la producción nacional.

Por otro lado, señaló que la solución al contrabando está en el precio, “es una solución estructural y definitiva”. Sin embargo, en el caso del tomate no se tiene la suficiente calidad y precios para combatirlo, debido a una falta de tecnología en cuanto a producción “la agricultura familiar campesina debe apuntar a tecnología”, señaló.

“Una planta de tomates que se produce en condiciones normales produce dos o más cosechas por año, si lo haces en invernaderos, quintuplican la producción”. Asimismo, dijo que el Gobierno se encargará de la distribución de aproximadamente dos mil invernaderos a lo largo del país para cubrir parte de la demanda.