El tenista escocés Andy Murray podría volver a competir, tras más de ocho meses parado, en dos nuevos torneos de categoría Challenger creados por la Federación de Tenis Inglesa (LTA, por sus siglas en inglés) en Glasgow y Loughborough (Inglaterra).


Murray no compite de forma oficial desde que cayera ante el estadounidense Sam Querrey en los cuartos de final del pasado torneo de Wimbledon.

Desde entonces, se ha visto afectado por una lesión de cadera que le obligó en el mes de enero a pasar por el quirófano y a retrasar su vuelta a las pistas.

El escocés, quien perdió el honor de ser la primera raqueta británica en favor de Kyle Edmund, no compite en categoría Challenger desde 2005, cuando cayó en el torneo de Mons (Bélgica) en cuartos de final ante el belga Xavier Malisse.

AS