Mujeres protestaron hoy frente al Ministerio de Salud, en rechazo de la decisión del Gobierno chileno que modificó el "protocolo de objeción de conciencia" para permitir que las instituciones objetoras sigan recibiendo aportes del Estado pese a negarse a practicar abortos.


Portando pancartas en las que se podía leer “Abortar es una opción, decidir es un derecho”, “Verbal, sexual o institucional, es violencia igual” y “Niña embarazada, niña violentada”, y gritando además varias consignas, la manifestación concluyó una hora después sin que se registrarán incidentes o detenidos.

El pasado viernes, el Gobierno ratificó el cambio al protocolo de objeción en la Ley de Aborto en tres causales, iniciativa que permitirá disminuir los requisitos a instituciones privadas.

En lo específico, ahora permite que instituciones privadas que se nieguen a practicar abortos puedan seguir recibiendo los aportes que entrega el Estado.

Otro punto es la eliminación de actas de acuerdo y el hecho de que cada objeción debía estar firmada por el director del establecimiento.

Con estos cambios se exigirán menos requisitos a los establecimientos que deseen ser objetores. Pese a ello, deben garantizar la atención inicial y un traslado a la paciente.

La despenalización del aborto en tres circunstancias específicas, en caso de inviabilidad fetal, riesgo de muerte de la mujer y por embarazos producto de una violación, fue uno de los proyectos emblemáticos de la expresidenta Michelle Bachelet y uno de los ejes principales de su Gobierno.

Según cifras oficiales, en los últimos 10 años se registraron en Chile un total de 322.814 interrupciones del embarazo.

EFE

Compartí: