El candidato a la Presidencia de Paraguay por el Partido Colorado, Mario Abdo Benítez, dijo hoy que el desafío del Paraguay si él llega al Gobierno será crecer al 6 % anual, bastante por encima de las previsiones del 4 % para el 2018 del Fondo Monetario internacional (FMI).


“En poco tiempo más Paraguay va a llegar a un crecimiento superior inclusive al 4 % que venimos creciendo en los últimos diez años. Nuestro mayor desafío es mínimamente llegar al 6 %, con reformas estructurales que nosotros vamos a proponer”, explicó Abdo Benítez en un foro con empresarios brasileños en Asunción.

El aspirante a presidente dijo estar “convencido” de que el país suramericano “puede llegar al 6 %” y que ya está trabajando con los diferentes actores financieros de desarrollo a nivel internacional, como el FMI, el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“Con algunas pequeñas reformas estructurales podemos dar ese salto a nuestra economía y que ese crecimiento produzca realmente equidad, que es lo que nos falta. Que la famosa estabilidad macroeconómica pueda significar desarrollo”, apuntó el candidato colorado.

Marito explicó a los empresarios brasileños presentes en su acto de campaña que si llega a la Presidencia encabezará un país “previsible, con instituciones fuertes e independientes” y que él, en su papel de presidente, se convertirá en un “factor de unión y diálogo”.

“Queremos mantener la presión tributaria tal y como la tenemos hoy (10 % de impuestos a la inversión) porque debido a nuestra todavía falta de infraestructura para que Paraguay sea un país competitivo, uno de los ejes de atractivo tiene que ser una presión tributaria relativamente baja”, agregó.

El candidato oficialista instó a los empresarios extranjeros a invertir en el Paraguay con esos incentivos y generar así fuentes de trabajo para la mano de obra paraguaya.

“El 85 % del Producto Interno Bruto (PIB) es a través de la inversión y del talento humano. La tarea del Estado no es competir con el sector privado sino construir estrategias para que el sector privado pueda elevar su productividad y competitividad”, expresó.

“Cuidando también la mano de obra paraguaya, entendiendo que nosotros necesitamos del apoyo para garantizar también mano de obra paraguaya en las inversiones que hacen nuestros amigos de Brasil”, agregó Abdo Benítez.

Asimismo, ratificó su compromiso con aquellos empresarios que inviertan en Paraguay y “generen arraigo”, para que no sean industrias o empleos pasajeros.

“Muchas veces el capital momentáneo cuando se acaba la posibilidad de lucro se va, como es natural. Pero el capital que genere arraigo a nosotros nos interesa mucho más y es lo que más vamos a potenciar y vamos a cuidar durante los próximos años”, dijo el aspirante a presidente.

El candidato del Partido Colorado realizó estas declaraciones en un encuentro de campaña electoral en la Cámara de Comercio Paraguay Brasil. EFE