Efraín Alegre, y Leo Rubin, firmaron hoy una serie de compromisos medioambientales que cumplirán en caso de ganar las elecciones generales del próximo 22 de abril.



Alegre y Rubin se reunieron en Asunción con representantes de 18 ONG’s ambientalistas, entre ellas WWF, para firmar puntos concretos que implementarán si vencen en los comicios

Lucy Aquino, representante de WWF en Paraguay, explicó durante el acto que establecer una “agenda ambiental” es “absolutamente necesario” para el país suramericano.

“La agenda ambiental es absolutamente necesaria para un país productivo como el Paraguay y enfocado hacia un desarrollo sostenible, con sus tres ejes: por un desarrollo pujante, con una inclusión para todos y no solo para aquellos que tienen acceso más fácilmente a los recursos, y el respeto al medioambiente”, dijo Aquino.

En ese sentido, Alegre destacó entre los diferentes puntos acordados, que van desde la conservación de los remanentes boscosos hasta a la lucha frontal contra la deforestación, que el problema con el agua en Paraguay es “un tema central”.

“El tema del agua es un tema central, yo estoy convencido. En nuestro país, si hablamos de recursos, tenemos que hablar del agua en primer lugar. Por la abundancia, por lo que significa el agua para desarrollo y la calidad de vida. Sin embargo, posiblemente es un recursos olvidado en cuanto a políticas públicas con respecto al agua”, dijo Alegre.

El candidato destacó la voluntad existente en la oposición de establecer una agenda de desarrollo en el país, pero siempre “respetando el medioambiente”.

“Gran parte de nuestro desafío es la voluntad, el compromiso y la convicción de un desarrollo pero respetando el ambiente. Ese desarrollo es posible y no hay una contradicción”, señaló.

Alegre también alabó las propuestas y los conocimientos de Rubin, el candidato de la alianza a vicepresidente y reconocido por su compromiso con la temática medioambiental cuando se desempeñaba como periodista.

En ese sentido, Alegre aludió a Rubin como “alguien que sabe y que está comprometido con el ambiente”, lo que representa la “integridad” de la propuesta de la alianza Ganar en su enfoque medioambiental.

Entre los principales puntos a los que se han comprometido está la confirmación de derogar el decreto aprobado en septiembre del año pasado que modifica la ley Forestal existente.

Los ecologistas criticaron el decreto y desde entonces denuncian que causará un mayor quebranto de los bosques naturales de Paraguay, país con un ritmo de deforestación anual de 250.000 hectáreas, según WWF.

La alianza tendrá como principal rival el 22 de abril al gobernante Partido Colorado, que presenta como candidato a la Presidencia al exsenador Mario Abdo Benítez.

 

EFE