Los asesinatos cometidos en Londres en febrero de 2018 han superado a los de Nueva York, según las últimas cifras de la Policía Metropolitana de la capital británica (Met), que en lo que va de año ha investigado 46 de estos delitos.


Las fuerzas del orden están particularmente preocupadas por los delitos con arma blanca, si bien la Met insiste en que la capital británica sigue siendo una de las ciudades más seguras del mundo.

El número de asesinatos ha descendido en Nueva York desde finales del pasado enero, mientras que en Londres han aumentado desde febrero, de acuerdo con los datos divulgados a los medios.

El pasado febrero hubo 15 asesinatos en Londres frente a 14 en Nueva York, y en lo que va de año las fuerzas del orden han investigado 46 asesinatos en la capital británica frente a 50 en la ciudad estadounidense.

El excomisario de la Met Leroy Logan indicó que los datos prueban que la violencia en Londres se está convirtiendo en una “epidemia”.

“Un asesinato es demasiado, y estamos trabajando mucho para entender el incremento y lo que podemos hacer todos para evitar que estas tragedias ocurran”, señaló un portavoz de la Policía.

Logan señaló que las fuerzas del orden no pueden solo arrestar, detener o registrar personas para hacer frente a este problema, sino que debe haber un esfuerzo conjunto con las comunidades.

Los últimos incidentes violentos ocurrieron anoche en el barrio de Tottenham, norte de Londres, donde una adolescente de 17 años fue encontrada muerta con disparos de bala, mientras que un chico de 16 años se encuentra en estado crítico, también por un tiro, tras ser hallado herido en el barrio de Walthamstow, en el este de la ciudad.

La Policía aún no ha podido aportar detalles sobre las circunstancias de estos dos casos.

Fuente: EFE