Paraguay cerró el mes de marzo con una inflación del 0 %, similar a la tasa observada en el mismo mes del 2017, según los datos difundidos hoy por el Banco Central del Paraguay (BCP).


La tasa de inflación interanual se situó en el 4,1 %, superior a la tasa del 2,8 % registrada en marzo del año pasado.

El BCP explicó en su comunicado que estos resultados del Índice de Precios al Consumidor (IPC) durante marzo se mantuvieron relativamente estables en marzo por los aumentos de precios de algunos bienes alimenticios y de los servicios, al tiempo que bajaron los precios en los bienes duraderos de origen importado.

En el sector alimenticio se registraron alzas en los precios de los cortes vacunos por la disminución de la oferta de ganado para faena debido a fenómenos climáticos adversos consecuencia de las intensas lluvias registradas que dificultaron el transporte.

A esto se sumó la prórroga del programa de vacunación contra la fiebre aftosa del ganado.

Asimismo, presentaron incrementos de precios aquellos productos típicamente consumidos en los períodos previos a la Semana Santa tales como huevos, queso Paraguay, mantequilla, almidón, carne de ave, cerdo y pescado.

Sin embargo, disminuyeron los precios en alimentos como embutidos, aceites y azúcar.

También aumentó el costo de los productos del sector de la construcción y reparación de viviendas como el cemento, ladrillos y vidrio para ventanas.

En el ámbito de la salud aumentaron los precios de productos farmacéuticos, la atención odontológica y otros artículos para la salud.

En el sector servicios, los precios que aumentaron fueron los de alquiler de vivienda, servicio de reparación de frigorífico y lavadora, servicio de telefonía móvil, mantenimiento de vehículos, servicio de cuidado personal, cursos de idiomas, servicio de alojamiento y alimentos consumidos fuera del hogar.

Los bienes derivados del petróleo también registraron alzas, con aumentos en las naftas, gasoil aditivado y gas de uso doméstico, debido al aumento de la cotización del crudo a nivel internacional registrado a principios del año.

Por otro lado, los bienes duraderos de origen importado registraron leves disminuciones de precios en los automóviles y en algunos electrodomésticos para el hogar, comportamiento que responde a la leve apreciación del guaraní respecto al dólar estadounidense observado en el periodo de análisis.

Paraguay cerró 2017 con una inflación del 4,5 %, por encima del 3,9 % registrado en 2016 y superior también al objetivo del 4 % marcado por el BCP para ese ejercicio.

El organismo bancario paraguayo estimó a mediados de diciembre que la economía del país crecerá un 4,5 % en 2018, impulsada por la recuperación de la agricultura y por sectores no tradicionales.

Esta mejora de la economía paraguaya irá acompañada de un tasa de inflación estimada en el 4 % para este año según las perspectivas.

EFE