IP.- La deuda pública de Paraguay se incrementó en los últimos años, pero fue utilizada de forma efectiva para el desarrollo del país, dijo la ministra de Hacienda en una entrevista para Sputnik.


La misma es oportuna y prudente, en palabras de la ministra. “Oportuna porque necesitamos la infraestructura, necesitamos potenciar la inversión pública y si eso va a requerir un mínimo de endeudamiento, bienvenido sea”, dijo la secretaria de Estado.

La emisión de deuda pública (bonos soberanos) permite solventar casi exclusivamente obras de infraestructura, en una visión de desarrollo del país, afirmó la ministra. Este endeudamiento fue adquirido respetando los lineamientos de la Ley de Responsabilidad Fiscal y “va a redituar en un crecimiento más amplio, mucho más inclusivo”.

Hacienda informó que de los recursos provenientes para la deuda en el 2018, un 76 por ciento está destinado a obras de inversión y el 24 por ciento restante para repago de deuda.

“Tenemos una población muy joven que va a precisar de herramientas básicas para el desarrollo” señaló la ministra, al tiempo de explicar que no se trata de que “el Estado intervenga para generar empleo”, a lo que definió como keynesianismo.

Según proyecciones de la cartera de Estado, la deuda pública del país se mantendría en un 23,4% del Producto Interno Bruto (PIB) hasta el año 2024. Por debajo del rango de entre el 30 y el 40 por ciento establecido por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

A inicios de marzo, el Gobierno Nacional realizó una exitosa colocación de bonos soberanos (deuda pública) en el mercado internacional. La sexta en total por un monto de US$ 530 millones, y con el menor diferencial de riesgo hasta el momento para una operación del Gobierno paraguayo.

Este menor diferencial representa un aumento de la confianza de inversores internacionales, de los que más de 180 pujaron en la última subasta. Los bonos fueron colocados a un plazo de 30 años y a una tasa de 5,6% en el mercado estadounidense.

Sobre este punto, la ministra afirmó que la venta de bonos de este año ya consiguió tasas más bajas que las anteriores a la crisis internacional de 2008.

Fuente: IP.