La deuda con estas industrias recibida en el 2013 por el actual gobierno fue paulatinamente saldada, y se trabaja en equipo con Hacienda y el BNF para garantizar el cumplimiento de la obligación vigente. Este jueves 5 de abril tendrá lugar una reunión entre los titulares de estas instituciones y representantes de las farmacéuticas con el objetivo de establecer un plan de pago.


Ministro de Salud afirma que no existe desabastecimiento en hospitales y que el diálogo con estas empresas es constante. La deuda del Ministerio de Salud con las industrias farmacéuticas asciende a unos 154 millones de dólares. Actualmente, existe un plazo en el cual se establecieron los montos que la cartera estatal irá abonando gradualmente para honrar el compromiso.

“La deuda que recibimos en el 2013 –de unos 120 millones de dólares- fue pagada paulatinamente, y ahora estamos regularizando con planes y propuestas bien claras para que las actuales disminuyan por lo menos a un 50%”, afirma el Dr. Carlos Morinigo, ministro de Salud.

Este jueves 5 de abril, a las 14:00, se llevará a cabo una reunión en el Ministerio de Hacienda, con la participación de la ministra Lea Giménez, del Presidente del BNF, Carlos Alberto Pereira, y de los representantes de las farmacéuticas proveedoras, con el objetivo de trabajar conjuntamente en el planeamiento de pago, con el firme apoyo de Hacienda.

“Nadie niega que haya deudas, pero dialogamos con las farmacéuticas y tenemos planes para pagarlas, inclusive con alianzas con el BNF”, asegura el titular de Salud.

Morinigo agrega que la situación está lejos de impactar en el abastecimiento de medicamentos e insumos para los servicios. “Desde que asumí, nos hemos reunido con la ministra de Hacienda y el Equipo Económico, así como con las farmacéuticas. Este jueves tenemos una reunión con ellos, de manera a establecer el planeamiento de pago. Eso es totalmente distinto a desabastecimiento”, señala.

Igualmente, puntualiza: “Leí que supuestamente las farmacéuticas no quieren trabajar más con el Ministerio de Salud. Eso es falso. Hemos conciliado con ellos, hemos llegado a acuerdos, continuamos pagando nuestras deudas. Aparte de los medicamentos, también hay otras cosas que debemos pagar con nuestro presupuesto. No es correcta la palabra desabastecimiento ni que las farmacéuticas no quieran trabajar más con el Ministerio de Salud. Yo personalmente les llamo a ellos, ese es mi trabajo. Pero es imposible mantener una estructura tan inmensa como el Ministerio de Salud pagando todo al contado”.