El episodio se produjo un día después de las denuncias sobre un ataque químico en Duma.


El ejército sirio avanzando en la zona del supuesto ataque químico a Duma, en una foto tomada ayer. (AFP)

Al menos 14 personas murieron este lunes en un bombardeo a una base aérea de Al Taifur, en el centro de Siria, según informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. La ONG afirmó que se cree que dos misiles impactaron la base en la que hay tropas del ejército sirio, de la milicia libanesa Hezbolá y fuerzas iraníes.

En tanto, la Agencia Árabe Siria de Noticias (SANA) reportó que hubo “muertos y heridos en el bombardeo de misiles contra el aeropuerto”.

En un primer momento, la agencia había indicado que “se sospecha de un ataque estadounidense”, aunque por su lado el gobierno de Estados Unidos aseguró que sus fuerzas armadas no realizaron ataques aéreos en esa zona.

El portavoz del Pentágono, Christopher Sherwood, dijo en un comunicado que “a esta hora, el Departamento de Defensa no está efectuando ataques aéreos en Siria”.

En un segundo momento, fuentes sirias y rusas señalaron por separado que los aviones que lanzaron los misiles sobre la base militar eran israelíes.

“La agresión israelí en el aeropuerto T-4 fue realizada por aviones F-15 que lanzaron varios misiles”, aclaró SANA, mientras que un comunicado emitido por el gobierno ruso expresó que las naves “de la Fuerza Aérea de Israel atacaron el aeródromo entre las 0:25 y las 00:53 GMT del 9 de abril con ocho misiles lanzados desde el Líbano, sin incursión en el espacio aéreo de Siria”.

El hecho se produjo un día después del supuesto ataque químico perpetrado por el ejército sirio sobre el último baluarte de la oposición en la ciudad de Duma, en Guta Oriental, en el que murieron decenas de personas, según denunciaron Estados Unidos y organizaciones no gubernamentales.

A su vez, el presidente Donald Trump advirtió en las últimas horas a través de su cuenta de Twitter que “Putin, Rusia e Irán son responsables” del ataque por apoyar el régimen de Bashar Al-Asad.

La Sociedad Médica Siria Americana (SAMS) y la Defensa Civil Siria, grupo conocido como los “cascos blancos”, reportaron el sábado último que 42 personas fueron halladas sin vida en sus casas o en los refugios en los que se escondían de los bombardeos en Duma, controlada por el grupo rebelde Ejército del Islam. Sin embargo, algunas organizaciones elevaron la cuenta a 150 fallecidos.

Según ambas organizaciones, el ataque provocó en la población síntomas de asfixia, pulsaciones cardíacas lentas y quemaduras en la córnea, mientras que algunos afectados echaban espuma por la boca.

Tanto las autoridades sirias como Rusia han negado de manera rotunda el uso de armas químicas en los bombardeos de Duma y ninguna otra fuente independiente lo ha confirmado.

Fuente: Agencias