La Cámara de Diputados abre este martes el histórico debate del aborto con las exposiciones de legisladores, periodistas, abogados, artistas y especialistas.


La Cámara de Diputados inicia este martes formalmente a nivel de comisión un debate histórico sobre la despenalización del aborto, con una audiencia donde expondrán constitucionalistas, especialistas, periodistas y artistas sobre esta iniciativa que divide las aguas en el Congreso, con lo cual el resultado final de esta votación prevista para junio es una incógnita.

De hecho, los impulsores de la legalización del aborto aún no tienen garantizado un dictamen de mayoría en el plenario de comisiones de Legislación General, Salud Pública, Familia y Legislación Penal, ni tampoco tienen los votos para asegurar la aprobación de esta propuesta.

Por eso, este martes un grupo de funcionarios, legisladores y periodistas firmaron una solicitada “A favor de la legalización y la gratuidad de la interrupción voluntaria del embarazo”.

El texto afirma lo siguiente:

“Los abajo firmantes, escritores, periodistas, artistas, académicos, intelectuales y ciudadanos comprometidos con los derechos individuales y la igualdad de género, queremos manifestar nuestro apoyo a la legalización y gratuidad de la interrupción voluntaria del embarazo en la República Argentina.

Reiterados estudios y experiencias demuestran que la interrupción del embarazo es una práctica extendida en todas las sociedades y que su penalización no reduce el número de abortos pero sí obliga a las mujeres pertenecientes a los estratos más vulnerables de la sociedad a practicarlos en la clandestinidad, estableciendo una divisoria social inaceptable entre quienes gozan de recursos económicos suficientes para garantizarse condiciones sanitarias adecuadas, y quienes no.

La legalización y gratuidad de la interrupción voluntaria del embarazo no obliga a abortar ni promueve el aborto, y no aumenta su número sino que lo disminuye, reduciendo además, drásticamente, la mortalidad materna. Así lo ha afirmado el actual Ministro de Salud de la Nación, Dr. Adolfo Rubinstein, quien señaló también que los abortos practicados ilegalmente son la primera causa de mortalidad materna en nuestro país. Por lo tanto, legalizar la interrupción voluntaria del embarazo no significa despreciar la vida sino asegurarse de que los abortos se realicen en condiciones sanitarias adecuadas e impedir la persecución penal de mujeres que atraviesan un momento de dolor y fragilidad. La legalización y la gratuidad pueden facilitar también la asistencia de especialistas que ayuden a esas mujeres a considerar opciones alternativas al aborto, apoyarlas si deciden continuar con su embarazo y ayudarlas a tomar decisiones conscientes e informadas.Dashboard 1

Respetar todas las creencias implica reconocer que el momento en que se considera efectiva la existencia de un ser humano es, por lo menos, debatible. Que la legislación vigente contemple penas muy diferentes para el aborto y para el homicidio, consienta la interrupción del embarazo en muchos casos y permita utilizar libremente algunas formas químicas de interrupción del embarazo demuestra que tales divergencias tienen ya reflejo en nuestro orden legal. En estas circunstancias, que un sector de la sociedad pretenda seguir imponiendo sus propios criterios y convicciones mediante la acción coactiva del Estado viola las libertades individuales y afecta gravemente los derechos de un sector triplemente discriminado: las mujeres jóvenes y pobres. No por casualidad, las sociedades que ostentan los mejores estándares de derechos humanos, desarrollo económico y bienestar personal han legalizado la interrupción voluntaria del embarazo hace décadas. En la mayoría de ellas, forma parte de los servicios que los sistemas sanitarios proveen gratuitamente.

Finalmente, consideramos al aborto un recurso de última instancia y abogamos, como hemos hecho siempre, porque el Estado garantice una educación sexual de calidad y el acceso a métodos anticonceptivos adecuados. Celebramos también que este tema haya llegado finalmente al Congreso Nacional, pero no nos parece suficiente. Creemos que la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo y su inclusión entre los procedimientos previstos por el sistema sanitario en el marco de un amplio programa de educación sexual y salud reproductiva configuraría un valioso avance hacia el respeto de los derechos individuales y la igualdad de género. Por eso, solicitamos su aprobación a nuestros representantes. Para que esta ocasión histórica no se pierda y este importante paso hacia la adecuación de las leyes a la realidad social del siglo XXI sea dado de manera completa.”

Habrá un pañuelazo a favor del aborto a las 18 frente al Congreso.
Habrá un pañuelazo a favor del aborto a las 18 frente al Congreso.

Desde las 10 se movilizarán a la puerta del Congreso las militantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito comenzarán para terminar con un nuevo “pañuelazo” a las 18, bajo la consigna “Ni una muerta ni una presa más por aborto clandestino”.

A la tarde hará lo propio las organizaciones agrupadas en “Pro Vida”, que se concentrarán a las 15.30 frente al anexo de la Cámara baja para hacer un “banderazo” en el Congreso para manifestar su “rotundo rechazo al aborto y demandar políticas en favor de la mujer y del niño por nacer”.

Para la primera jornada coordinada por el presidente de la comisión de Legislación General, Daniel Lipovetzky, junto a los titulares de Salud, a cargo de Carmen Polledo (PRO); de Familia, Alejandra Martínez (UCR-Jujuy) y de Legislación Penal, que encabeza Gabriela Burgos (UCR-Jujuy) expondrán a la mañana los especialistas a favor de esta propuesta.

r19Mgsdqf_720x0__1
Las organizaciones anti-aborto se movilizarán a las 15.30.

En el primer tramo que se realizará a la mañana expondrán el constitucionalista Andrés Gil Domínguez, el periodista Luis Novaresio y la actriz Carla Peterson, Nelly Minyersky, de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito; Marta Alanis, de Católicas por el Derecho a Decidir; Gastón Chillier, del CELS; el secretario de Salud Pública de Rosario, Leonardo Caruana y los juristas Marcelo Alegre y Paola Bergallo.

También lo harán la ex legisladora del Frepaso Dora Barranco, la psicóloga Marta Rosemberg, la investigadora del Conicet Mariana Romero y la médica ginecóloga Sandra Vázquez.

En el primer tramo que se realizará a la mañana expondrán el constitucionalista Andrés Gil Domínguez, el periodista Luis Novaresio y la actriz Carla Peterson, Nelly Minyersky, de la Campaña por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito; Marta Alanis, de Católicas por el Derecho a Decidir; Gastón Chillier, del CELS; el secretario de Salud Pública de Rosario, Leonardo Caruana y los juristas Marcelo Alegre y Paola Bergallo.

También lo harán la ex legisladora del Frepaso Dora Barranco, la psicóloga Marta Rosemberg, la investigadora del Conicet Mariana Romero y la médica ginecóloga Sandra Vázquez.

Luis Novaresio expondrá esta mañana en Diputados durante el debate por el aborto.
Luis Novaresio expondrá esta mañana en Diputados durante el debate por el aborto.

A la tarde lo harán los especialistas que están en contra del proyecto y están previsto que exponga el ex ministro de la Corte Rodolfo Barra, la constitucionalista María Angélica Gelli y Alejandro Bianchi, el pediatra Diego Montes de Oca, el abogado Nicolás Laferriere, el médico Oscar Botta; la educadora y activa militante Pro Vida, Verónica Porcelli.

También lo harán la doctora en Ciencias Jurídicas Úrsula Basset, la profesora de Filosofía de la UCA, Alejandra Planker; la empresaria Cristina Miguens, el jefe de Obstetricia del Hospital Austral Ernesto Ernesto Beruti, jefe del Servicio de Obstetricia del Hospital Austral; y la titular del Consorcio de Médicas Católicas Raquel García Bolton.

La serie de encuentros que se efectuará en el Salón 2 del Anexo C sólo podrá contar con la participación de los 120 legisladores que componen las cuatro comisiones y los expositores, mientras que los asesores y legisladores que no forman parte de estos grupos de trabajo podrán seguirlo desde otras salas.

Fuente: Clarín