IP.- La jueza de Primera Instancia en lo Civil y Comercial, Tania Carolina Irún denunció a la ministra de Hacienda, Lea Giménez ante el Ministerio Público por desacato. Desde la cartera de Estado aseguran que se quiere forzar el pago por tierras con titulación irregular e inconsistencia geográfica.


Foto: Agencia IP- Durante la conferencia de prensa realizada esta mañana

En una conferencia de prensa que se realizó este miércoles, Hacienda informó que se está pretendiendo exigir al erario público el pago de más de 18.000 millones de guaraníes, por la supuesta venta de un inmueble que siempre perteneció al Estado paraguayo.

En la oportunidad, se manifestó asimismo que a pesar de las inconsistencias e indicios de presuntas irregularidades que envuelven a la titulación y ubicación del inmueble, las cuales fueron informadas por el Ministerio de Hacienda a la Justicia, la jueza de Primera Instancia en lo Civil y Comercial, Tania Carolina Irún, remitió varias intimaciones a esta Secretaría de Estado para que el Estado deposite el dinero en una cuenta judicial por esta supuesta operación.

Posteriormente, este martes elevó una denuncia ante el Ministerio Público contra la máxima autoridad del Ministerio de Hacienda por desacatar esta orden.

De la conferencia de prensa participaron el viceministro Oscar Llamosas, el presidente del Indert, Justo Cárdenas; el procurador general de la República, Francisco Barriocanal; el director jurídico del MOPC, Dionisio Mereles; la directora general de Registros Públicos, Lourdes González; el abogado del Tesoro, Fernando Benavente; el director de Catastro, Francisco Ruiz Díaz; y el cacique Mariano Ferreira, de la comunidad Ava Guaraní.

De acuerdo a lo informado por Hacienda este hecho proviene de un juicio caratulado “Alfredo Sebastian Jaeggli Valdes y otros c/ Ministerio de Obras Publicas y Comunicaciones s/ejecución de Resoluciones Judiciales”, a cargo de la mencionada jueza que dictaminó el pago del inmueble (Finca 2.108 con Padrón 3.146 de Itakyry) que está ubicado sobre tierras fiscales, intentando de esta manera que el Estado compre su propia propiedad.

Se trata de la supuesta venta de una parcela, resultante del fraccionamiento de la citada Finca, que realizara un privado al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), pero con titulación irregular y serias inconsistencias geográficas.

Antecedentes

En el 2006 fue promovido, de manera conjunta y de común acuerdo entre el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) y Alfredo Sebastián Jaeggli Valdes, un juicio para deslindar las Fincas 25.367 y 23.874 (Hernandarias), propiedad del Indert; con la Finca 2.108, Padrón Nº 2.375 (hoy 3.146 de Itakyry), por estar supuestamente superpuestas entre sí.

En el mismo año 2006, fue pronunciada la Sentencia Definitiva, por el Juzgado de Primera Instancia en lo Civil y Comercial del 7° turno, Hugo A.F. Becker C., Secretaría N° 13, cuya actuaria, en ese momento, era Tania Carolina Irún. Hoy ésta es la jueza que ordena al Estado este pago y que luego eleva la denuncia contra la ministra de Hacienda.

También ese año 2006, el Instituto Paraguayo del Indígena (INDI) manifiesta que dichas tierras se superponen con derechos indígenas. La supuesta ubicación de la Finca N° 2.108 (hoy 3.146 de Itakyry), se superpone totalmente con derechos de la comunidad indígena Ava Guaraní de Jukyry. Además se superponen con la Finca N° 25.989, adquirida por el INDI, para asiento de la comunidad indígena Ava Guaraní de Koeju.

El Servicio Nacional de Catastro (SNC) advertía en su momento y sigue advirtiendo que la Finca 2.108 de Itakyry (hoy 3.146 de Itakyry) viene de la Finca 236 de San Pedro. Otro agravante es la Acción de Inconstitucionalidad 164/04, dictada por el juez Raúl Gómez Frutos, que ya expresaba la existencia de dudas sobre los datos de la inscripción de la citada Finca 236 de San Pedro, que se constituye como antecedente de la Finca 2.108 de Itakyry.

Por tanto, la ubicación original debería corresponder a la zona del Departamento de Canindeyú y no al Departamento de Alto Paraná; inconsistencia geográfica que fue verificada por Catastro luego de una inspección documental y física del terreno.

En el 2003, la actual Finca 2.108 de Itakyry fue denunciada por la Dirección General de Registros Públicos ante el Consejo de la Superintendencia de la Corte Suprema de Justicia y la Fiscalía General del Estado, por los supuestos hechos de “Superposición de superficie sobre sus fincas 2.708 y 2.050 de Itakyry y 25.367 de Hernandarias e igualmente sobre el supuesto delito de reducción sobre el inmueble propiedad del I.B.R”.

En el 2008, la citada Finca 2.108 fue fraccionada para ser vendida, a través de un contrato privado al MOPC, objeto de esta discusión de pago y que, a pesar de que debía contar con una nueva nomenclatura catastral mantiene el mismo número de Finca 2.108 de Itakyry. Se suma el hecho de estar pendiente la calificación registral, por la presunta irregularidad contenida entre el título y la ubicación de la tierra.

Es decir, el inmueble fraccionado, proveniente de las fincas en cuestión, y que fuera vendida al MOPC, presenta esta serie de irregularidades, ya que las inconsistencias geográficas y superposiciones nunca fueron resueltas.

Ante esta situación, y tomando en cuenta la calificación pendiente por parte de Registros Públicos; que alega falsedad del título de propiedad, Catastro solicitó el bloqueo del Padrón 2.375 de Itakyry. Es por ello que se encuentra bloqueado en el Sistema Informático Catastral.

En febrero del 2018, Hacienda denunció penalmente este hecho debido a intentos de emisión de un certificado catastral sin observaciones, en el marco de los trámites judiciales para este pago.

El Ministerio de Hacienda recuerda que, en su momento, sendas publicaciones periodísticas se hicieron eco de las presuntas irregularidades que envuelven a este caso que hoy, después de 10 años, busca la efectivización del pago por parte del Estado paraguayo.

Fuente: Agencia IP