Los agentes del grupo Lince, de Cambyretã, Departamento de Itapúa, adoptaron un cachorro de la raza pastor alemán que será adiestrado para formar parte de las intervenciones. Recibió el nombre de Max y cuenta con más de un mes de vida.


El can ya cuenta con su propio uniforme con las siglas Lince y su boina. Según manifestaciones de agentes del grupo, la adopción de Max es un manera de incentivar a las personas a que hagan lo mismo con los animales que se encuentran en la calle.

Las fotos del Max con el uniforme fueron publicadas y compartidas en todas las redes sociales, provocando ternura entre todos los internautas.