El país repudió hoy el asesinato del equipo periodístico ecuatoriano del diario "El Comercio", que habían sido secuestrados en la frontera entre Ecuador y Colombia, además de trasladar sus condolencias a los familiares y condenar "el cobarde" hecho, en un comunicado difundido por la Cancillería.


“El Gobierno expresa su solidaridad con la República del Ecuador y el pueblo, repudia el cobarde asesinato del equipo de periodístico del diario El Comercio de ese país, en manos de disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)”, dice la nota de Cancillería.

El Gobierno también denunció que estos crímenes ” además de cegar vidas inocentes, atentan contra la libertad de prensa”.

El periodista Javier Ortega (36 años), el fotógrafo Paúl Rivas (45 años) y el conductor Efraín Segarra (60 años) fueron secuestrados el 26 de marzo en la zona de Matajes, en la provincia fronteriza de Esmeraldas (noroeste), donde recababan información sobre las consecuencias de los ataques registrados en la zona desde enero.

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, confirmó el pasado viernes en rueda de prensa en Quito el asesinato de los tres secuestrados y declaró cuatro días de luto oficial.

Su secuestro y asesinato ha sido atribuido y autoreclamado, según comunicados que han llegado a medios colombianos y fundaciones ecuatorianas que están bajo investigación, al grupo “Oliver Sinisterra”, liderado por un disidente de las FARC, Walter Patricio Arizala Vernaza, que responde al alias de “Guacho”.

Fuente: EFE