Descargar el Audio

Karina Martincich (Directora de Meta Humano y Life Coach) visitó 'El Salón' y habló sobre dos tipos de personas, una que es "protagonista" y la otra que es una "víctima" de sus propias vidas. Una persona "protagonista" es quién toma las riendas de su vida, acepta los desafíos y eso no es un problema, la "víctima" constantemente se deja "llevar por la vida" y culpa a otros de sus problemas, comentó Karina.


Uno tiende a ser “víctima” porque es más “cómodo” pero todos deberíamos buscar ser protagonistas, aseguró la directora de Meta Humano.

La diferencia entre víctima y protagonista: Uno tiene que preguntarse ¿qué estoy haciendo? y cambiar eso que produce inconformidad y asimilar que nosotros somos responsables de generar conducta y también de nuestros problemas.

 

-VÍCTIMA:

Aquel que siempre se queja de todo, que siente que todo lo malo que le pasa es culpa o a causa de los demás, que transmite pesimismo, negatividad e infelicidad cuando explica sus cosas. A menudo se siente mal tanto psicológica como físicamente y sobretodo: no hace nada para cambiar todo esto, porque cree que no es cosa suya, que no es él quién tiene que tomar el poder. Cree que él no puede hacer nada.

-PROTAGONISTA:

El que se da cuenta que todo cuando pase, puede modificarlo, que está en sus manos y solamente él puede cambiar todo aquello que no le guste de lo que le suceda. Sabe que él es quién debe afrontarlo, hablar, quejarse o pronunciarse ante cualquiera que le disguste. Es una persona asertiva, capaz de expresar cuando algo no le parece bien, sin por ello tener que herir a nadie. Y si se encuentra con adversidades, prefiere no malgastar su tiempo explicando la mala suerte que ha tenido.

Sus frases:

¿Cómo me convierto en un ser humano más consciente? “debemos ser protagonistas y no pasivos, cuando nos sentimos estancados en la vida no debemos buscar culpables y preguntarnos ¿qué hago para salir de esta?”