El diputado opositor venezolano Timoteo Zambrano pidió a la directiva de la Asamblea Nacional (AN) no generar falsas expectativas con la solicitud de juicio que debatirá la Cámara en contra del presidente Nicolás Maduro.


“En términos políticos tenemos que tener cuidado, nosotros no podemos ahondar la frustración en la gente con decisiones que al final del día no tienen un efecto directo o no se corresponde en el terreno práctico”, dijo en una entrevista a Unión Radio el parlamentario.

Zambrano, que representa a una fracción parlamentaria de siete diputados, alude directamente a la situación del Parlamento, controlado por opositores, y que está sancionado con una decisión del Tribunal Supremo que hace nulas todas las decisiones que emana la Cámara.

Trajo a colación las críticas que en “términos jurídicos” ha tenido el debate que pretende enjuiciar a Maduro para separarlo de su cargo, pero en el que, dijo Zambrano, “los especialistas, constitucionalistas ven debilidades”.

“No podemos no decir la verdad, no podemos engañar a la gente, ya de eso tenemos un vasto rollo”, añadió.

El Legislativo, de mayoría opositora, discutirá una solicitud de antejuicio de mérito (proceso de retirada de inmunidad) contra Maduro que ya fue aprobada por el denominado “Tribunal Supremo en el exilio”, formado por cerca de 30 juristas que la Cámara invistió como magistrados pero que el Supremo venezolano no reconoce.

Hasta ahora, el Parlamento no ha asegurado que vaya a iniciar el proceso en contra de Maduro, solo convocó una sesión para “considerar la solicitud”, sin mencionar expresamente que se trata de un juicio penal y de una acción política que intenta la oposición en medio de la crisis nacional.

El caso de juicio responde a una denuncia hecha por la ex fiscal general de Venezuela Luisa Ortega ante el grupo de juristas en el exilio, en la que presentó supuestas pruebas de la participación del líder chavista en los sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

El fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, aseguró ayer que el debate que celebrará la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) carece de legalidad y es “nulo”.

Fuente: EFE