EFE. La situación de accesibilidad e inclusión de los locales de votación en relación al ejercicio del voto para personas con discapacidad será observada por una misión que encabezará la Fundación Saraki durante las elecciones presidenciales en Paraguay del 22 de abril.


La situación de accesibilidad e inclusión de los locales de votación en relación al ejercicio del voto para personas con discapacidad será observada por una misión que encabezará la Fundación Saraki durante las elecciones presidenciales en Paraguay del 22 de abril.

De forma conjunta con la Fundación Nacional para la Democracia (NED, por su sigla en inglés), esa misión, integrada en un 20 % por personas con discapacidad, tratará de identificar “los obstáculos” que los electores con algún tipo de discapacidad hayan tenido a la hora de votar.

Este ejercicio de observación tendrá como finalidad realizar un informe con conclusiones y recomendaciones para entregarle a la Justicia Electoral (TSJE) de Paraguay a fin de poder generar mayor acceso al derecho a voto para futuras citas electorales, indicó el comunicado de Saraki.

La misión de observación estará compuesta, además de por personas con discapacidad, por representantes de grupos en situación de vulnerabilidad como indígenas y negros.

En el transcurso de la votación el próximo domingo, los observadores valorarán si es accesible ejercer físicamente el derecho al voto para las personas con discapacidad, en relación a la posibilidad de que existan barreras arquitectónicas en los locales de votación.

También indagarán en la existencia o no de materiales o instrumentos que faciliten el voto de estos electores.

En ese sentido, se valorarán la situación de las papeletas de voto, el acceso hasta la mesa para la introducción del mismo o el acceso y adecuación de los “cuartos oscuros”, lugares resguardados para marcar la opción política en la papeleta, en este último caso a fin de asegurar “en la medida de lo posible” la privacidad del voto.

Según la Fundación Saraki, un 11,4 % de la población paraguaya presenta alguna discapacidad y muchas de estas personas nunca han participado en procesos electorales o no están inscritos en el padrón electoral y por ende, nunca ejercieron su derecho al voto.

Un total de 4.260.816 electores están habilitados este domingo 22 de abril para votar en las elecciones generales y departamentales, en las que no hay segunda vuelta, según el padrón del TSJE.

Los paraguayos elegirán ese día al nuevo presidente, entre Abdo Benítez y Efraín Alegre, al vicepresidente del país, a los representantes de las dos Cámaras legislativas, los miembros del Parlasur (parlamento del Mercosur) y la jefatura de las 17 gobernaciones departamentales.

Además de Benítez y Alegre, concurren a las elecciones presidenciales otros ocho candidatos provenientes de distintas formaciones minoritarias y de reciente creación, con un bajo registro en las encuestas.

Fuente: Agencia EFE