El FG se pronunció en contra la designación de Alicia Pucheta como vicepresidenta de la República; en el comunicado expresan el rechazo hacía la misma “por ser parte de una maniobra política que pretende legitimar la transgresión de la Constitución Nacional y permitir al presidente Horacio Cartes jurar como senador activo".