Descargar el Audio

La doctora Alicia Pucheta brindó su primer discurso como vicepresidenta del Paraguay. Empezó agradeciendo a los presentes y aseguró de que se siente muy honrada por asumir el cargo, no solamente porque llegó al mismo como una “ciudadana común”, sino también por ser la primera mujer en lograrlo. “Asumo otro gran desafío, en la transición de los 90 días me comprometo a trabajar por el pueblo, para el pueblo y con el pueblo”, puntualizó.


Citó que visibilizará la agenda pública del Paraguay, relacionando y respetando a los Derechos Humanos, la vida social y la política del país, con protagonismos ascendientes, con el fin de tener reconocimiento y asegurando el ejercicio de los Derechos de todos los ciudadanos y ciudadanas del Paraguay.

“Creo en un Paraguay donde la formación y las capacidades funcionan como herramientas de movilidad social, porque sé la importancia de la educación de nuestros jóvenes, lo digo como docente de una universidad, creo en un Paraguay donde los hombres y las mujeres tengan las mismas oportunidades, creo en un Paraguay con la división de poderes y la seguridad pública, donde prima el Estado Social de Derecho”, manifestó la vicepresidenta.

Finalmente agradeció y reconoció a su madre por la educación que le brindó, “hay que honrar al cargo y no servirse del cargo, mi madre me enseño los valores para ser una buena persona y autónoma, si hoy estoy acá, es por la educación que me dieron”. Así también agradeció a su esposo que no se encontraba “físicamente”, Carlos Alberto Correa Vera, a sus hermanos y a sus hijos. “Uno no debe de perder sus orígenes, eso nos hace recordar quienes somos, el día de mañana estaré de vuelta como ciudadana, en el barrio de mi madre y en las plazas”, citó.

“Que Dios nos bendiga a todos y a todas”, finalmente aseveró.