Argentina pidió formalmente al Fondo Monetario Internacional (FMI) un Acuerdo de Derecho de Giro, también conocido como "Stand-By (SBA), para afrontar la crisis por la abrupta depreciación del peso.


“El ministro (de Hacienda de Argentina, Nicolás) Dujovne ha solicitado que nuestros equipos trabajen juntos con miras a un Acuerdo de Derecho de Giro (Stand-By) de alto acceso para apoyar el programa económico integral de las autoridades”, indicó la directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, en un comunicado hecho público al término de su reunión con Dujovne.

Lagarde no reveló el monto del programa de préstamo, aunque los analistas lo han cifrado en torno a 30.000 millones de dólares, que condiciona el cumplimiento de ciertos objetivos macroeconómicos para el desembolso de los fondos. EFE