La semana cierra con problemas para la economía argentina. A pesar del préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) anunciado por el presidente Mauricio Macri el martes, la moneda local siguió perdiendo valor en relación al dólar, que cotizó este viernes a 24,24 pesos rompiendo un nuevo récord.


El mandatario había tomado esa decisión luego de que la divisa estadounidense alcanzara los 23,50 pesos, provocando una marcada devaluación en pocas semanas.

Días antes el Banco Central elevó la tasa de interés al 40% buscando que los inversores optaran por trasladarse a comprar Letras de la entidad monetaria (Lebacs) en la moneda local. De esa forma, se buscaba disminuir la presión sobre la divisa estadounidense, pero tampoco surtió efecto.

La situación resulta más preocupante en tanto el día jueves el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, se reunió con la titular del FMI, Christine Lagarde, y anunció que las negociaciones estaban avanzando.

“Hemos concordado en que nuestro objetivo común es que estas conversaciones lleguen expeditamente a una conclusión”, expresó un comunicado de la entidad financiera.