Descargar el Audio

Zully Benítez, comerciante del mercado de San Lorenzo y representante de los trabajadores de allí, manifestó que el negocio del tragamonedas es manejado por un concejal liberal, quien, según sus declaraciones, pedía cierta suma de dinero a los propietarios de los locales a cambio de que los dejara trabajar. Dijo además que esto lo hacía cada seis meses.


Así mismo, indicó que todo el depósito del dinero se realizaba “en negro”, sin documentos y que era un secreto a voces. “El concejal tenía su capanga y su capanga venía y decía tenemos que juntar tanto o sino se les va a intervenir, empezamos con 25 millones, después 40 millones, después 60 y esta vez el monto fue de 90 millones”, expresó.

Agregó también que desde hace 10 años se viene realizando esto y que no es una novedad. “Nada le era útil a la municipalidad, le servía de pérdida pero si le enriquecía a una persona”. A su vez, comentó que el Intendente de San Lorenzo, Albino Ferrer, “no tenía papel en la repartija de dinero” y que por eso se procedió a retirar los tragamonedas. “Si la repartija era igualitaria para todos esto jamás se iba a tocar”, dijo.