Las nuevas generaciones ya no pueden o quieren invertir en comprar una vivienda, por lo que en su lugar deciden utilizar sus ahorros para viajar y disfrutar de experiencias únicas que atesorarán de por vida.


Un viajero estirado en la carretera mirando un mapa (ridvan_celik / Getty Images)

Las generaciones anteriores a los milenials -el grupo demográfico compuesto por los nacidos entre finales de los 80 o mediados de los 90 y principios del 2000- solían utilizar sus ahorros para el depósito de su primera casa, pero en la actualidad los jóvenes prefieren invertir ese mismo dinero en exóticas vacaciones.

Esa es la conclusión a la que han llegado en la compañía de viajes Contiki, que ha visto como el presupuesto de sus clientes de entre 18 y 35 años aumentaba en un diez por ciento en los últimos tiempos, lo que les ha llevado -tanto a ellos como a muchas otras agencias- a crear escapadas diseñadas específicamente para esa demográfica, que se perfila como uno de los grupos de consumidores más rentables del sector; U by Uniworld, por ejemplo, acaba de presentar el primer crucero diseñado exclusivamente para viajeros milenials.

millennials-senalan-mapa

“Creo que el deseo de comprar una casa ya no es una prioridad. El coste de convertirse en propietarios y el dinero que es necesario adelantar para hacerlo puede acabar haciendo que sea una opción prohibitiva para los jóvenes adultos en esa etapa de sus vidas, así que ahorrar puede acabar pareciendo inútil. En consecuencia, muchos optan por invertir en experiencias en lugar de en ladrillos”, aseguran desde el departamento de marketing y ventas de Contiki.