El interventor general de la Administración General de Puertos de Buenos Aires, Gonzalo Mórtola, afirmó que Argentina está comprometida a facilitar el comercio de Paraguay a través de sus puertos y cambiar el paradigma de entrada.


Gonzalo Mórtola, interventor general de la Administración General de Puertos de Buenos Aires

“Para nosotros es muy importante que ustedes puedan transbordar las cargas en los puertos argentinos. Venimos a generar y a promocionar mucho más el comercio por agua, mucho más transporte fluvial de carga”, expresó luego de reunirse con el canciller Eladio Loizaga.

Antola destacó la importancia del transporte fluvial para Paraguay tanto para la importación como la exportación y dijo que su país quiere facilitar justamente ese comercio. “Ese el mandato que tenemos del presidente Macri, fortalecer la región que es tan importante para los dos países”, manifestó.

Comentó que están trabajando muy fuertemente para habilitar la dársena exclusiva para buques paraguayos.

“Ya estamos trabajando en eso va ser realidad seguramente, lo que tenemos que afinar ahí es el puerto de Buenos Aires que tiene tres zonas primarias aduaneras divididas por portones con lo cual lo que deberíamos generar, si la ley lo permite, es un corredor franco, un corredor primario aduanero”, aseveró.

Dijo que en enero pasado se movió más carga que todo el 2017 y esto se debió al cambio de medidas y de paradigmas del actual gobierno de su país.

Por su parte el director general de Comercio Exterior de la Cancillería paraguaya, Didier César Olmedo, aludió que históricamente Paraguay ha operado en los puertos argentinos, en la temática de trasbordo, sin embargo en el periodo reciente por algunas dificultades hubo una migración a puertos uruguayos.

“Sin embargo con el Gobierno de Macri hemos trabajado en decisiones muy importantes que ha permitido ese retorno paulatino de las grande líneas navieras a los puertos de Buenos Aires. La medida más significativa ha sido el cambio de los criterios de evaluación del  riesgo que en el pasado tenía que pasar por un riguroso sistema de escaneo de toda nuestra carga, en un operativo que se mantuvo casi por cuatro años”, mencionó.

Declaró además que se han cambiado los criterios de controles y esa rigidez ya no significa una demora muy representativa para el trasbordo de las cargas.

“Estamos trabajando en temáticas como un nuevo emplazamiento del puerto franco que Paraguay tiene en Argentina, o la disponibilidad de una terminal pública que permitirían con ciertos arreglos operar en un espacio propio”, aseveró.

El empresario naviero Guillermo Ehrecke manifestó ayer que la visita de Montola al país en este momento es más que auspiciosa ya que ellos han tomado una actitud y conducta muy favorable hacía el Paraguay coincidente con los problemas surgidos en el Puerto de Montevideo en Uruguay.

Fuente: Agencia IP