Descargar el Audio

Hace 3 años, Tony, un perro de la raza pitbull recibió una golpiza que lo dejó en estado grave. El autor del hecho fue condenado a pagar una indemnización de G. 17 millones. Al respecto, Fátima Arrúa, dueña del can manifestó que en parte se hizo justicia, aunque resaltó que van a volver a apelar.


“Con nuestro abogado vamos a apelar porque la demanda inicial fue por G. 44 millones y la jueza solo dictó por 17 millones, si bien ya es un gran paso el hecho de haber ganado, para nosotros eso vale más”. A su vez señaló que en parte se hizo justicia, “aunque no de la forma que tenía que ser”.

La joven recordó además que el perro quedó con la cabeza abierta tras la agresión y que prácticamente respiraba por allí. “Fuimos a una veterinaria que le quería sacrificar pero no accedimos, fue allí donde el apoyo de un grupo de rescate de Ciudad del Este nos encaminaron hasta Foz”, resaltó.