El Reino Unido mostró hoy su apoyo a la decisión del Gobierno argentino de pedir ayuda financiera al Fondo Monetario Internacional (FMI) para "asegurar la estabilidad del mercado" tras la fuerte depreciación que sufrió el peso frente al dólar en el último mes.


Ministro británico de Asuntos Exteriores, Boris Johnson

En un artículo de opinión publicado en el diario La Nación, el ministro británico de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, aseguró que su país acompaña “como socio” a Argentina al respaldar, entre otras cosas, su candidatura a integrar la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), “una vez que se cumpla con las reformas y los requisitos de membresía”.

Johnson, que entre el domingo y el lunes asistirá en Buenos Aires a una reunión de ministros de Exteriores del G20 de cara a la cumbre del grupo que se celebra en la ciudad en noviembre, destacó que ambas naciones tienen “una historia en común, valores compartidos y respeto” por sus diferencias.

“Debemos reconocer los considerables avances que hemos logrado en los últimos meses. Y debemos ser optimistas de cara al futuro. En el marco de nuestro proceso de salida de la Unión Europea, mi mensaje es que el Reino Unido está abierto a los negocios y al comercio, y fervorosamente entusiasmado con la idea de revitalizar los lazos comerciales”, afirmó.

En ese sentido, señaló que aunque la “era dorada” de las relaciones entre los dos países “parezcan de un pasado muy lejano” y “las llamas pueden haberse atenuado”, las autoridades británicas están preparadas “para reavivar ese fuego en aras de la prosperidad”.

Johnson apoyó también la reciente decisión del Ejecutivo de Mauricio Macri de iniciar un diálogo con el FMI “para fortalecer la economía argentina y asegurar la estabilidad del mercado”.

Además, hizo hincapié en la buena relación bilateral existente en el ámbito científico y judicial y recordó que ambas naciones han intercambiado información para combatir “el crimen organizado internacional”.

En esa línea, anunció que, durante su visita a Buenos Aires, van a cerrar un acuerdo para cooperar en el área de la seguridad.

Pese a que insistió en que el Reino Unido y Argentina son “socios naturales” en numerosos aspectos, admitió las “áreas de discrepancia” que existen entre ambos en asuntos como la soberanía de las islas Malvinas, que los llevó a la guerra en 1982.

Sin embargo, celebró que el pasado año, con la colaboración de ambos países, se identificaran los restos de 90 soldados argentinos fallecidos en la contienda que permanecían enterrados en el archipiélago.

“Creemos firmemente que todos los veteranos y familiares y todos aquellos que perdieron la vida durante el conflicto merecen nuestro respeto y un trato digno”, apuntó Johnson.

“En los últimos meses hemos comprobado el enorme valor del trabajo conjunto en cuestiones humanitarias, en aquellos desafíos que nos afectan independientemente de la nacionalidad, las opiniones o las creencias”, agregó en referencia a los recursos facilitados por el país europeo en el operativo de búsqueda del submarino ARA San Juan, desaparecido en noviembre pasado.

Fuente: EFE