Al menos 40 integrantes de la extinta guerrilla de las FARC, ahora convertida en partido político, han sido asesinados después de la firma del acuerdo de paz alcanzado entre el Gobierno colombiano y esa organización en noviembre de 2016.


Así lo reconoció hoy el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, durante la presentación del informe “Garantías de seguridad, un año de implementación”, en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, de Bogotá.

“Aparte de los protegidos, a la fecha han sido asesinados 40 miembros de las FARC acreditados”, detalló el jefe de Estado, quien comparó la cifra con otros procesos, los cuales no especificó y de los que dijo la cifra de víctimas sube a 700.

No obstante, Santos aseguró que “uno solo es demasiado”, por lo que su Gobierno trabajará hasta el 7 de agosto, día en el que termina su mandato, para que “no ocurran más casos”.

El jefe de Estado agregó que se ha “protegido 100 % la vida de los excombatientes” con un sistema que garantiza la seguridad a “más de 200 miembros de la primera línea de liderazgo” y a más de 4.000 exguerrilleros que están concentrado en los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación.

“Logramos tener un sistema que ha construido confianza entre la fuerza pública y los excombatientes; un hecho fundamental para darles tranquilidad a ellos y para no repetir tragedias del pasado donde murieron cientos de excombatientes”, señaló Santos.

Por otra parte, el mandatario dijo que cerca de 4.000 líderes sociales y defensores de Derechos Humanos recibieron protección, de los que el 60 % están en zonas rurales.

El informe fue elaborado por quince entidades del estado entre las cuales estuvo la Presidencia, Fiscalía, Defensoría del Pueblo, Procuraduría, los ministerios de Defensa e Interior, así como la Unidad Nacional de Protección, Policía y Fuerzas Militares.

De igual forma, contó con el apoyo de organismos internacionales como la Misión de Verificación de la ONU, la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos y de la Organización de Estados Americanos.

Fuente: EFE