Descargar el Audio

El titular de la Asociación de Propietarios de Estaciones de Servicio (Apesa), Alejandro Guggiari, señaló que probablemente entre G. 350 a 400 subiría el precio del combustible pero que es una decisión que debe tomar tanto el gobierno como las empresas privadas. "Hay que buscar la forma de que impacte lo menos posible al consumidor final", resaltó.


Así mismo, expresó que desde hace tiempo se vienen planteando la idea de que el consumidor debe tener conocimiento del producto que venden. “Tienen que saber que el producto que vendemos es 100% importado”, dijo. También enfatizó que si se subsidia para no subir el precio, el gobierno debe determinar de donde va a salir el subsidio.

Además, comentó que desde que comenzaron a trabajar con el actual ministro de Industria y Comercio, Gustavo Leite, ellos se propusieron muchos objetivos, pero que al final, según declaraciones suyas, se encontraron “con promesas incumplidas”. “Teníamos plena confianza de que podíamos dejar un marco regulatorio, un ordenamiento en el sector”, agregó.