Alrededor de 900 camiones con mercaderías de importación desde el Brasil dejaron de ingresar por la frontera en Ciudad del Este, lo que representó entre 30.000 a 40.000 millones de guaraníes que dejaron de ser percibidos por la Dirección Nacional de Aduanas (DNA).


La DNA llegó a la cifra conforme a las estimaciones de la principal administración aduanera en el Puente Internacional de la Amistad, principal cruce fronterizo con el Brasil.

Gremios de camioneros iniciaron una medida de fuerza el pasado lunes 21 de mayo, debido al aumento en los precios de combustible, que subieron unas 5 veces en la semana previa al paro general.

La medida afectó a 24 de los 27 estados del país y dejó paralizado la provisión de servicios básicos en varias ciudades.

El presidente brasileño, Michel Temer, presentó este domingo la propuesta de subsidiar el precio del diésel por 60 días, de manera a que se mantenga a 0,46 reales el litro. Luego de eso, el precio iría en aumento una vez al mes hasta llegar a los 3,6 reales por litro, precio último antes de la huelga de los camioneros.

También anunció que se eximirá a los camiones vacíos de los peajes e introducirá una tarifa mínima de carga para los camioneros.