Paraguay registró 1.267 casos de abuso sexual infantil en 2017, siendo los principales agresores los padrastros, seguidos de los padres y finalmente los vecinos y los tíos, según datos divulgados hoy por la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia (SNNA).


De acuerdo a la SNNA, de esa cifra 472 son adolescentes mujeres de entre 14 y 17 años y 392 son niñas de entre 9 y 13 años.

Paraguay lanzó este año una campaña bajo el lema “¡Respétame!”, que incluye un seminario internacional el miércoles, en el marco del Día Internacional de lucha contra el abuso y explotación sexual de niños, niñas y adolescentes que se realiza cada 31 de mayo.

“Participación de niñas, niños y adolescentes en la eliminación de la violencia contra la niñez y la adolescencia”, es el nombre del seminario que busca que los niños y adolescentes sean protagonistas en la eliminación de este flagelo, explicó la SNNA.

En el marco de este día internacional también se anunció hoy la firma de un acuerdo con líderes de distintas Iglesias de Paraguay, un compromiso que se enmarca en esta campaña contra la explotación sexual.

La SNNA explicó que las causas de este flagelo son variadas y que el número telefónico que habilitó para estas denuncias recibió 1.015 denuncias en 2017.

Agregó que de esas 1.015 denuncias, 222 han terminado en embarazo.

En 2015, los Estados miembro de las Naciones Unidas aprobaron un acuerdo en el marco de Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 que incluye “poner fin al maltrato, la explotación, la trata y todas las formas de violencia y tortura contra los niños” y otros afines.

Nuestro país cuenta con el servicio telefónico gratuito FonoAyuda 147 para denunciar cualquier situación de vulnerabilidad de derechos de menores. EFE