El presidente paraguayo, Horacio Cartes, instó hoy a su formación, el Partido Colorado, a buscar la unidad para que él jure como senador el 1 de julio, después de que hoy el Congreso frenó esa pretensión al no abordar su renuncia como jefe del Ejecutivo, que presentó el lunes.


La aceptación de esa renuncia se demoró ante la falta de quórum en el Congreso causada por la ausencia de una mayoría de senadores, algunos de ellos del Partido Colorado.

“Volvimos en el 2013 y como colorados dimos lo mejor de nosotros por el país. Estuvimos juntos en las elecciones y debemos estar juntos ahora. Juraré como Senador cuando votemos juntos los colorados”, señaló Cartes en su cuenta de Twitter.

La mayor oposición interna a la renuncia de Cartes procede de Colorado Añetete, la corriente del partido que lidera Mario Abdo Benítez, presidente electo tras las elecciones del 22 de abril.

Ese sector, así como las principales fuerzas de la oposición, alegan que Cartes no puede ser senador en activo ya que la Constitución establece que un expresidente pasa al final de su mandato a ser senador vitalicio, sin voz ni voto.

Cartes busca ser senador activo y para ello se presentó a las pasadas elecciones, donde apareció como el número uno en la lista del Senado por el Partido Colorado.

Su renuncia esta semana fue para no contraer una duplicidad de funciones, puesto que el nuevo Congreso asume el 1 de julio y su Gobierno fenece el 15 de agosto, cuando el testigo de la Presidencia pasará a Abdo Benítez.

Tras la sesión del Congreso, que fue una derrota a las intenciones de Cartes, el presidente del Partido, Pedro Alliana, confirmó que buscará el diálogo entre las dos corrientes coloradas para convocar una nueva sesión extraordinaria en el Congreso con miras a que se acepte la renuncia.

De ser aprobada la renuncia de Cartes, la Presidencia recaerá hasta el 15 de agosto en la vicepresidenta, Alicia Pucheta, que se convertiría en la primera mujer paraguaya en ocupar la jefatura del Ejecutivo.

Fuente: EFE