Más de 150 niños y niñas de la zona de Cateura, alumnos de la escuela de fútbol Inter Campus del Club Inter de Milán, liderado en Paraguay por el ex jugadorJulio González Ferreira, recibieron la indumentaria oficial del equipo italiano.


El proyecto Inter Campus inició con los alumnos de la escuela de fútbol Inter Campus del Club Inter de Milán de Cateura, recibieron inspección médica en el Sanatorio Italiano, esto fue posible gracias a las gestiones hechas por el Embajador de Italia, Gabriele Annis.

El director de la escuela de fútbol Inter Campus de Paraguay, González Ferreira, indicó que el proyecto trabaja con 300 niños, entre los cuales también están varias niñas, en la zona de Cateura y Zeballos Cue, desde el 2009. Explicó que desde Italia, el club se encarga de mantener los costos, gastos de entrenadores y envían todos los materiales necesarios para sostener la actividad en Paraguay.

IMG_6953

Fomentar los estudios

El único requisito para que los niños formen parte del proyecto, según explicó el ex jugador de fútbol Julio González, es formarse académicamente, lo que implica seguir yendo a la escuela y no abandonar los estudios.

“Muchos chicos que no contaban con escolaridad hoy se encuentran en la universidad. Al principio hubo 80% de niños que no iban a la escuela y con este proyecto el 100% asiste, y con buen rendimiento escolar. El apoyo del Inter es fundamental para sostener y avanzar con el proyecto”, subrayó el Profesor de la escuela,Raimundo Ojeda.

Presente en 29 países del mundo, Inter Campus promueve el derecho al juego a miles de niños y niñas en situaciones de necesidad, utilizando los valores del deporte como una herramienta educativa. A nivel mundial, nuclea a 10.000 niños y niñas. En Paraguay, actualmente, alrededor de 150 niños y niñas forman parte de la escuela en Cateura, de 6 a 13 años de edad.

Escuela en Paraguay

La Escuela de Fútbol del Inter de Milán llegó a Paraguay en el año 2009. En Cateura las prácticas se desarrollan tres veces por semana desde las 16:00 horas en adelante.

A través del fútbol, el deporte que es pasión de multitudes, el Inter Campus contribuye al desarrollo integral de la comunidad y ofrece soporte a los programas de protección social, sanitaria y escolar, favoreciendo el encuentro entre culturas.