El Ministerio de Salud Pública dispone de 14 consultorios para la atención de pacientes que refieran enfermedades respiratorias crónicas y con adicción al tabaco, donde recibirán asistencia, tratamiento y seguimiento para el abandono de este hábito.


Este 31 de mayo se recuerda el Día Mundial Sin Tabaco que este año busca centrar sobre los efectos del tabaco en la salud cardiovascular. En este contexto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta que el consumo de tabaco es un factor de riesgo importante de cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular y vasculopatía periférica.

La atención se efectúa desde los consultorios de neumología ubicados en los hospitales de Encarnación, Villarrica, Santa Rosa del Aguaray y el Materno Infantil de San Lorenzo (Calle´i).

Al igual que en Concepción, Villa Hayes, Ciudad del Este, en San Juan y San Ignacio – Misiones. Recientemente habilitado en Caazapá, en Caacupé, Pilar, Salto del Guairá y el instalado en San Estanislao, que entrará a funcionar oficialmente en junio, tras culminar las capacitaciones al personal.

De acuerdo a lo informado por Claudia Sánchez, del Programa Nacional de Enfermedades Respiratorias Crónicas (Pronaerc) todos estos servicios fueron dotados con equipos necesarios para el diagnóstico y tratamiento del paciente fumador, en el que se encuentra incluido el espirómetro.

Para el tratamiento del paciente para la cesación tabáquica cuenta con el apoyo de un equipo multidisciplinario, entre ellos, neumólogos, psiquiatras, psicólogos, nutricionistas y fisioterapeutas.

La aparición de las enfermedades respiratorias crónicas no solo está asociada al tabaco, sino también al uso de biomasa (leña y carbón) en los hogares para cocinar que todavía es una constante.

Desde Salud Pública refieren que la exposición de más de diez horas a este humo pone en riesgo la salud de la persona y por ende, a desarrollar esta patología.