Las patrullas de rescate lograron llegar hoy hasta un sitio de alta montaña en el noroeste de Argentina en donde ayer debió aterrizar de emergencia un helicóptero que llevaba parte de la comitiva presidencial y cuyos integrantes se encuentran en buen estado, informaron fuentes oficiales.


Según informó la Presidencia argentina en un comunicado, los grupos de rescate planificaban ahora “la evacuación desde la alta montaña” de las trece personas que iban en el helicóptero de la Fuerza Aérea de Argentina.

“En la zona hay temperaturas bajo cero, nevadas y fuertes vientos”, se señala en el comunicado.

La aeronave tuvo que aterrizar ayer, viernes, por la tarde en un zona de alta montaña en la provincia de Catamarca (noroeste), a 3.442 metros de altura, en un sitio de difícil acceso.

Entre los pasajeros de la aeronave se encontraban el portavoz del presidente Mauricio Macri, Iván Pavlovsky; el jefe de la custodia del jefe de Estado, Alejandro Cecatti; el secretario privado del mandatario, Mariano Lomolino, y quien maneja las redes sociales del presidente, Isidro Escalante.

La ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, dijo hoy en declaraciones a radio Mitre de Buenos Aires que quienes iban en el helicóptero se comunicaron “durante toda la noche”, cada tres horas, a través de un teléfono satelital y reportaron “que están todos bien, calefaccionados, con comida y agua”.

El helicóptero llevaba parte de la comitiva que este viernes acompañó a Macri en una visita a la provincia de Salta y se dirigía a la de Santiago del Estero, pero debió hacer un aterrizaje de emergencia en una zona abierta de la alta montaña.

“El piloto por suerte pudo tener una decisión inteligente y, a pesar de que hace muchas horas que están ahí, el helicóptero está bien y los tripulantes están todos bien. Una desgracia con suerte”, afirmó Bullrich.

Detalló que el aparato se vio afectado en su funcionamiento por un fenómeno de congelación.

Fuente: EFE