Tras representar al Paraguay en el tercer encuentro de Líderes Emergentes Iberoamericanos, realizado en España, en el marco del Programa Cervantes, el abogado Rodrigo Medina, señaló que el bono demográfico de nuestro país es “una ventaja, una oportunidad única e irrepetible” que el futuro gobierno debe aprovechar con planes y políticas públicas para el desarrollo. Advirtió que si los esfuerzos no se centran en la juventud, “el costo social será muy alto para el Estado en las próximas décadas”.


Los líderes de toda la región quedaron sorprendidos por nuestro bono demográfico y la potencialidad del país si se aprovecha la franja joven con políticas públicas que apunten a los grandes problemas que le afectan”, señaló.

A su criterio,  es urgente invertir en la infancia, adolescencia y juventud, con igualdad de género: “Esto se debe traducir en políticas públicas a través de una mejora en la educación con énfasis en ciertos sectores, disminución de los riesgos asociados a la salud; trabajo arduo sobre las vulnerabilidades de los jóvenes como los vicios y las drogas,  oportunidades de acceso al mercado laboral en condiciones dignas y un modelo de desarrollo basado en actividades económicas que oferten puestos laborales formales, de calidad y bien remunerados”.

“Así podríamos aprovechar nuestro bono demográfico, traer al país un crecimiento económico y  una inserción en la economía mundial. Es decir, aprovechando nuestro bono demográfico tendremos una base sólida para capitalizar la producción obtenida de la población joven a largo plazo”.

*Bono demográfico irá decreciendo y puede terminar con un elevado costo social*

Medina mencionó que de acuerdo a proyecciones oficiales, en el 2050 el bono demográfico en Paraguay ira decreciendo.

“Solo se cuenta con 30 años para que el país aproveche esta oportunidad única y que el potencial de jóvenes efectivamente contribuya a un pleno desarrollo. Sin estrategias claras para el sector puede ser el mayor desacierto de la historia de nuestro país”.

Advirtió que el costo social de no aprovechar el bono demográfico será muy elevado.

“En los próximos años el volumen de población que actualmente está en edad de trabajar envejecerá, con lo cual habla una alta demanda de sistemas de salud, seguridad social, cuidados y seguridad económica con estructuras familiares más reducidas. Sera una gran presión para el Estado”, acotó.

*Deuda histórica con el sector*

El joven empresario concluyó que hay una deuda histórica del Estado en cuanto a políticas públicas de juventud: “Los jóvenes son mayoría en el país, casi el 60% de la población joven es menor de 30 años, pero tenemos 1.100.000 adolescentes y jóvenes fuera del sistema educativo y solo se invierte el 2,8% del PIB para este sector. El Estado tiene una deuda histórica con los jóvenes y el próximo gobierno tiene la brillante oportunidad de cambiar la historia”, finalizó.

_Cabe señalar que Rodrigo Medina; es Abogado, Master en Administración de Empresas, referente en Emprendimientos sociales, empresariales y de incidencia pública, actualmente es presidente del Grupo Victoria y Director Ejecutivo de Acción Paraguay entre otros, tiene en su haber diversas acciones de impacto de carácter nacional, fue seleccionado como Joven Sobresaliente, destacado entre los CEOs que inspiran en Paraguay. No es la primera vez que representa en el exterior a Paraguay, ya lo hizo en años anteriores en el INCAE de Costa Rica y el Foro Económico Mundial, entre otros._