Descargar el Audio

Richard Pereira, padre del joven que quedó parapléjico tras recibir un disparo de arma de fuego por parte de un policía, señaló que se siente impotente ya que el juicio oral y público del caso volvió a suspenderse este lunes. "Son trampas que existen en la ley lastimosamente para alargar esto".


Además manifestó que empezaron con las chicanas para dilatar el juicio y que ahora están a la espera de una nueva fecha. “Según la fiscalía es algo que lleva de 3 a 10 días máximo como para poder seguir con el juicio”, dijo.

Asimismo agregó que están preparando una demanda civil, pero que lo ideal sería que ya la justicia se expida en lo penal. “Hasta el momento ellos no son declarados culpables por la justicia, entonces en lo civil podemos empezar ya el juicio”.

También comentó que quienes deben estar a cargo de los gastos son el estado, ya que la comandancia le pertenece y los policías que estaban en funciones ese día. “Nosotros vamos a ir contra el estado, el monto estimativo, creo que en estos casos van de G. 1000 millones por cada uno, luego el estado se va a encargar de cobrarles”, expresó.