El ministro de Agricultura y Ganadería, Luis Gneiting, recibió este lunes a los representantes de la empresa frigorífica Frigonorte quienes acordaron pagar la multa de 3.864 millones de guaraníes al Estado en pagos de 10 cuotas.


La misma fue impuesta a la empresa cárnica por no contar con la licencia previa de importación que otorga el Ministerio de Industria y Comercio (MIC).

El titular del MAG, informó que tras la reunión mantenida con los directivos de Frigonorte, Edemilson Antonio de Lima y Preley Nogueira se acordó que la empresa cárnica pague en 10 cuotas la suma de 3.864 millones de guaraníes que corresponden a la multa que le impuso el Estado por no contar con la licencia previa de importación que es expedida por el MIC.

“Ellos han acordado con nosotros realizar el pago en 10 cuotas con lo cual se estaría subsanando la situación”, destacó Gneiting.

En ese sentido dijo que la multa fue impuesta a la empresa cárnica al comprobarse según los registros que existe una pequeña diferencia entre lo importado y lo exportado, así también existe una diferencia en la introducción de una pequeña cantidad de carne sin la autorización y certificación sanitaria que es expedida por el Servicio Nacional del Calidad y Salud Animal (Senacsa).

Gneiting informó además que los directivos de Frigonorte manifestaron que tienen varios camiones varados en la frontera con Brasil. “Vamos a aprovechar que estamos todas las autoridades del MAG y Senacsa reunidas junto con ellos, para poder llegar a un acuerdo para permitirles la entrada de esa carne a territorio paraguayo”, afirmó.

Uso de la VUI y control en puntos de ingreso al país

Por otro lado el titular del MAG reconoció que existe una debilidad institucional y recordó que la puesta en marcha de la Ventanilla Única de Importación (VUI) será de suma necesidad para fortalecer los controles por parte del Estado.

Aclaró también que se van fortalecer los controles sanitarios en los puertos de entrada de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA), del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave), la Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP) y de Senacsa para que se cumpla con los trámites en la Ventanilla Única de Importación (VUI). “Ningún ciudadano puede alegar desconocimiento de la normativa vigente”, afirmó.

Gneiting dijo que se debe garantizar a los mercados internacionales que la carne que se exporta es carne paraguaya y no brasileña. “Senacsa ya informó mediante notas sobre el avance de las investigaciones a los principales mercados importadores de carne paraguaya que son Rusia, China Taiwán, Chile, Unión Europea e Israel para que ellos evalúen si reabren o no sus mercados al Paraguay”, finalizó.

Fuente: Agencia IP