Entre este año y el próximo van a salir en libertad en Francia unos 450 presos que han cumplido penas por terrorismo yihadista o condenados por otros delitos que, además, están fichados por radicalismo islámico, confirmó hoy la ministra francesa de Justicia, Nicole Belloubet.


En una entrevista radio-televisada por “RMC” y “BFMTV”, Belloubet explicó que hay “alrededor” de 500 internos por terrorismo islamista y, de ese grupo, saldrán de la cárcel una veintena en 2018 y una treintena en 2019.

A esos se añadirán otros 400 en esos dos ejercicios identificados por su radicalismo islámico que están en prisión por delitos de derecho común (en total hay unos 1.200 en los centros penitenciarios del país).

La ministra insistió en que el Gobierno está movilizado para el seguimiento de esas personas ante el riesgo de reincidencia una vez en libertad: “anticipamos su salida y les seguimos de forma extremadamente precisa”.

“Los seguimos paso a paso”, subrayó después de indicar que esos presos son objeto de fichas de información elaboradas en la cárcel y que cuando salen en libertad esos documentos se transmiten a los servicios secretos.

“Le Parisien”, que había avanzado hoy la cifra de 450, precisó que los que van a ser liberados en 2018 y 2019 no son autores de atentados, ya que la inmensa mayoría de esos están todavía en espera de juicio.

Los condenados por terrorismo que van a ser excarcelados cumplen penas, sobre todo, por haber formado parte de redes de envío de combatientes a territorios que estaban controlados por grupos yihadistas en Siria e Irak. EFE