El presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Alliana, al inicio de la sesión ordinaria señaló que no descarta la posibilidad de convocar, en su calidad de presidente de la ANR, a un dialogo entre el actual presidente de la República, Horacio Cartes y el electo presidente Mario Abdo Benítez. “Si no se da esta conversación, yo como presidente del partido, voy a convocar a estas dos personas para que se dé esta conversación en el seno partidario”, significó.


Alegó que, por el bien del partido colorado y del país, espera que se realice este encuentro, atendiendo que en los últimos días se han bajado los decibeles y los ataques entre uno y otro sector, tal como lo habían solicitado referentes importantes del movimiento interno de Añetete, de manera a continuar las conversaciones que permitan conseguir los votos necesarios para que sea aceptada la renuncia del Presidente de la República.

“Lo que nosotros hicimos fue solo aclarar algunas cuestiones, pero si nuestro silencio va a colaborar para que los colorados sigamos unidos, no hay ningún problema; estamos para colaborar y para aportar eso y mucho más y lo hemos demostrado desde que asumimos la presidencia de la Junta de Gobierno de la ANR, y seguimos expectante a que pueda darse ese gran dialogo en un acto de camarería y de compañerismo, de manera a darle gobernabilidad al presidente que va a asumir”, dijo.

Manifestó, sin embargo, que algunas actuaciones de sus correligionarios habían “colmado el vaso” con ataques, improperios y calumnias, no solo hacia su persona, sino también hacia el partido colorado y hacia algunos referentes que dieron todo de sí para ganar las elecciones generales. “Entonces que mejor que el presidente del partido para responder; creo que ya es suficiente la falta de respeto hacia otras personas que dieron todo de sí, para que se pueda dar esta gran unidad”, significó.

Reiteró que cree que la crisis pueda ser superada, más todavía si se produce el dialogo entre el presidente de la República y el presidente electo.

Con relación a sus pretensiones de seguir presidiendo, por un año más, la presidencia de la Cámara de Diputados, manifestó que si va a continuar lo va a hacer de la mano de sus propios correligionarios. “Mi intención es por lo menos tener una gran mayoría de colorados apoyando mi candidatura y, si no es así, tampoco me quita el sueño; no quiero que mi candidatura genere crispación”, sentenció.

Fuente: Diputadospy