El opositor Frente Amplio Venezuela Libre (FAVL) arrancó hoy con una modalidad de protesta semanal, que se llevará a cabo todos los viernes, para denunciar la crisis económica que vive el país petrolero y el deterioro de los servicios públicos bajo el Gobierno de Nicolás Maduro.


El portavoz del FAVL, Nícmer Evans, dijo a Efe que las protestas “integrales” de cada viernes servirán “para conectarnos y para rearticular la fuerza de movilización y de protestas sociales con conexión hacia un sentido político”.

“La ciudadanía está exigiendo que haya una mayor movilización y que surja un liderazgo en las calles que reclame por sus derechos”, prosiguió el disidente del chavismo desde una manifestación en el este de Caracas por la falta de agua potable que afecta a todo el país.

Evans subrayó que “todos los días hay protestas” en Venezuela y cree que esa conflictividad irá en aumento pues en la actualidad “no hay agua, medicinas, comida, democracia ni libertad y “la calidad del gobierno deteriora absolutamente todo”.

Sin embargo, junto al dirigente no había más de 30 personas manifestando y con estas protestas semanales el Frente espera que los descontentos se vayan sumando.

Denunció que solo por las fallas en el suministro de agua potable escuelas y liceos de todo el país han tenido que suspender actividades en los últimos meses y aseguró que esta realidad afecta en mayor medida a los hospitales “donde la demanda de agua es mayor”.

Otra decena de personas acudió hasta la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), también en el este de Caracas, para entregar un documento de respaldo a la resolución aprobada esta semana por 19 de los 34 países miembros en la que se cuestiona la reelección del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El escrito manifiesta un “apoyo incondicional” al secretario general de la OEA, Luis Almagro, y le pide seguir “insistiendo en lograr una decisión favorable para el pueblo de Venezuela frente a esta situación tan agónica”.

El FAVL hace también un llamamiento a los 11 países que se abstuvieron en la votación de la OEA sobre Venezuela al pedirles dar “un paso adelante para que Venezuelasea sancionada de manera definitiva”.

Los dirigentes del Frente aseguraron que hoy se llevaron a cabo protestas en varias de las 23 entidades federales y, de momento, solo han dado cuenta a través de las redes sociales de una pequeña manifestación en el estado Zulia (oeste, limítrofe con Colombia) contra los frecuentes cortes eléctricos que registra esa región rica en petróleo.
Fuente: EFE