Ante una denuncia planteada por el abogado Federico Hutteman, en representación de las marcas internacionales Carolina Herrera y Paco Rabanne, el Ministerio Público realizó un procedimiento en el Puerto Fénix, donde tras la verificación de un contenedor se encontraron más de 22.000 unidades falsificadas de estas marcas internacionales.


El contenedor estaba a nombre de la importadora LB CHARME S.A., sin embargo, en la base de datos del sistema informático Sofía se encontró que cuenta con corrección de consignatario a nombre del importador Supermercado Leticia S.A.

A raíz de esto, la fiscala Carmen Gubetich de Cattoni solicitó a la administración del Puerto Fénix que informe la fecha de realización de ese cambio, así como que suministre las documentaciones arrimadas para el efecto.

La abogada Gubetich de Cattoni, que es agente fiscal asignada a la unidad Nº 3, especializada en la Investigación de Hechos Punibles contra la Propiedad Intelectual, intimó al administrador del Puerto Fénix a que informe “de manera inmediata” sobre el consignatario del contenedor Nº INKU 6734209, “así como las documentaciones con que cuenta y que fueron presentadas al momento del ingreso del contenedor de referencia”.

El pedido de carácter urgente, expresaba que en “el informe obrante en la Administración Aduanera apostada en el puerto, el contenedor individualizado contaba con 807 bultos de loción corporal, con conocimiento Nº ARBAI – 18EXO50107N004, consignado a la firma LB CHARME S.A.”.

Luego de unos días, los abogados Federico Campos López Moreira y Christian Gwynn en representación de Supermercado Leticia manifestaron vía nota que ellos desconocen la carga en cuestión y pedían intervención en el caso.

La mercadería encontrada tendría un valor estimado en unos 1.300.000 millones de guaraníes.

El abogado Federico Hutteman informó que la carga quedó incautada, que los productos han sido peritados y se encuentran en el Ministerio Público para una posterior destrucción.E